viernes, 31 de octubre de 2008

FINITO SERÁ HOMENAJEADO ESTA NOCHE EN CÓRDOBA

Enmarcado dentro de las II Jornadas Taurinas de Sta. Mª de Trassierra, organizadas por la Asociación de Vecinos Veneros del Bejarano, de esta barriada cordobesa, el maestro Juan Serrano "Finito de Córdoba" recibirá un homenaje por su larga trayectoria como figura del toreo.


El acto, en el Centro Cívico de Trassierra, dará comienzo a las 20 horas, y será presentado por Pedro Rodríguez Cantero, que dará paso a una charla-coloquio moderada por el matador de toros cordobés José María Montilla y por el crítico taurino Rafael Sánchez González. En la misma, además de repasar la trayectoria de Juan Serrano, a través de sus propios comentarios, se dará la palabra al público asistente para que haga sus preguntas al maestro. De igual forma, se proyectará un vídeo con los mejores momentos de la trayectoria de Finito de Córdoba, y se le entregará un obsequio como reconocimiento y homenaje.

Posteriormente, a las 22 horas, se ofrecerá una cena en honor al maestro en el Restaurante Los Almendros, para la que aún se pueden reservar plazas, al precio de 35 €, en el propio restaurante o en la Asociación (Tfno: 957 73 02 38).

El presidente de la Asociación, Ramón Llamas, ha declarado que "Es un honor poder brindar este homenaje con todo merecimiento a una gran figura del toreo que ha dado Córdoba, con una larga trayectoria que nunca ha decaído y una expresión artística y un concepto del toreo al que muy pocos pueden llegar"

Por su parte, José María Montilla ha afirmado que "Era necesario contar con Finito de Córdoba en estas jornadas taurinas netamente cordobesas, reconociendo y homenajeando a un torero que ha conseguido lo que nadie o casi nadie ha hecho, como movilizar a tanta gente para sus actuaciones, llevar un avión de aficionados a México, más de siete mil personas a Sevilla, Madrid, etc..., manteniendo y sosteniendo la fiesta en Córdoba durante tantos años". Además de eso, y como sigue apuntando el maestro Montilla, "Exceptuando a Lagartijo, es el torero cordobés que más ha toreado en la historia, y eso, siendo Juan un toreo del corte que es, es muy difícil, y más aún hacerlo con la regularidad que lo ha hecho, manteniendo siempre un gran equilibrio cantidad-calidad y siendo fiel a sí mismo".

Desde aquí, además de felicitar al torero, lo hago a esta Asociación cordobesa por tan grata iniciativa, en un año en el que, como he dicho en otras ocasiones, se le ha tratado al maestro de manera muy injusta en Córdoba por parte de algunos sectores.

Hoy tendrá la ocasión de recibir el apoyo, reconocimiento y calor de sus muchos partidarios y seguidores.

miércoles, 29 de octubre de 2008

RESUMEN DE LA TEMPORADA (y V)

OCTUBRE: UN BROCHE DE ORO

En Úbeda...



... Y en Montoro...

lunes, 27 de octubre de 2008

RESUMEN DE LA TEMPORADA (IV)


SEPTIEMBRE: CALIDAD Y CANTIDAD


Abordo ahora un tramo de la temporada que no nos resulta tan lejano, y quizá por eso estén más frescas en la memoria las noticias que nos deparó. Por fortuna, casi todas fueron gratas, y los éxitos y el buen toreo se sucedían por igual, o lo que es lo mismo, la calidad fue unidad en esta ocasión a la cantidad. Cinco puertas grandes, un indulto, doce orejas y dos rabos.

Decía al comenzar el resumen de la primera parte del año que esta temporada había seguido una tendencia al alza, y fue justo en este final donde alcanzó su punto máximo, en el mes de septiembre y, como se podrá comprobar posteriormente, en octubre.

Para empezar, un lote totalmente a contraestilo no dio ninguna opción en Palencia. Allí, dicho sea de paso, la afición esperaba dividida, pues todos se acordaban del pasado año, lo que ocurre es que había quienes recordaban más lo del primer toro, con los tres avisos, y quienes lo hacían más del segundo, donde se sucedieron los mejores muletazos de la feria. Este año no hubo suerte.

Tampoco hubo fortuna, esta vez con la espada, ni en Guadix ni en Villena, donde sin contar con buenos lotes, El Fino puso todo para sacarles el máximo partido, perdido varios trofeos con el acero. Fue en la tarde de Villena, donde en uno de los pinchazos se le produjo una lesión en el hombro derecho, que le hizo perder los compromisos de Barbastro y Monóvar.

La reaparición, muy cerquita de aquí, fue a lo grande. En Villacarrillo, un feudo muy suyo, Juan cuajó una gran tarde con dos faenas de altura, cortando tres orejas y siendo una vez más, y si no me fallan las cuentas sería la sexta vez, candidato a obtener el Trofeo Muleta de Plata que otorga la Peña Sol y Sombra de la localidad jiennense.

Dos días después, en Móstoles, otra enorme actuación, en la que lo de menos fue el premio obtenido, una oreja en cada toro, siendo lo verdaderamente importante el temple y la profundidad que El Fino imprimió a su toreo en sus dos toros, a los que cuajó de manera sensacional con el capote y no menos extraordinaria con la muleta.

Madridejos, al día siguiente, con poca fortuna en el sorteo, fue la víspera del decimoctavo indulto en la trayectoria del maestro. Tuvo lugar en la Torralba de Calatrava, en un festejo en el que entró por la vía de la sustitución. Allí, cuajó al bravo Desafiador, de Antonio Bañuelos, que tras la excelente faena de Juan volvió con vida a los corrales.


Majadahonda, con un nuevo triunfo, y Villamartín, cerraban este exitoso ciclo de septiembre, destacando en la localidad gaditana, con el corte de tres orejas y un rabo, la faena a su segundo toro, un animal encastado y complicado, con el que el maestro expuso mucho hasta terminar sometiendo y llevando por abajo una embestida que no era nada clara, cuajando una faena de mucha emoción.

viernes, 24 de octubre de 2008

RESUMEN DE LA TEMPORADA (III)


AGOSTO: UNA SOMBRA… Y MUCHAS LUCES

Hubo continuidad a ese punto de inflexión al alza que la temporada del Fino tuvo en el mes de julio. Agosto trajo tardes muy importantes, y una bastante triste, aquella aciaga tarde en Málaga, pero antes, y sobre todo después de aquella, la enorme calidad del toreo del maestro terminó aflorando y llegaron, por supuesto, los grandes éxitos.

Finito empezaba el mes en Pontevedra, una tarde en la que, acartelado con Tomás y Castella, dio la cara llevándose el peor lote de la corrida de El Torreón. Con su primero dejó una faena de clase, con muletazos soberbios y muy por encima del toro, al igual que se mostró con su segundo. La espada, una vez más, dejó a cero el marcador de trofeos.

Ni en Torremolinos, y mucho menos en Pedro Muñoz, hubo una mínima opción de triunfo, no así en Villanueva del Segura, donde El Fino cortó tres orejas con una gran faena al segundo de su lote.

Fue una lástima no repetir la gran actuación del pasado año en San Sebastián, aunque si que hubo pasajes de interés que quedaron emborronados con la espada, y dos días después pudimos asistir en Baeza a una faena de esas que no se esperan, pero que surgen gracias a la enorme calidad y esa gran facilidad que tiene Juan Serrano para ver a los toros. A ese de Julio de la Puerta no lo vio ni el ganadero, como posteriormente reconocería, y Juan, con las ideas claras y la inspiración a flor de piel, le compuso una faena de conocimiento y suavidad, que fue ganando en hondura y temple a medida que avanzaba, y que terminó siendo toda una lección de toreo.

Una oreja en Cantalejo, otra en Ciudad Real en una tarde importante, y una noche sin historia en Benidorm, precedieron a la citada triste tarde de Málaga. El Fino contó con un primer toro pasadísimo de kilos, que al poco de comenzar la faena acusó esta circunstancia y apenas dejó al maestro estirarse en un par de tandas con la diestra. El cuarto, que no tenía un pase, tuvo además el gran inconveniente de ponerse imposible a la hora de matar, y después de los dos primeros pinchazos hubo que perseguirlo por toda la plaza sin poder intentar de nuevo la estocada. Sonaron los tres avisos, llegó la bronca y lo que no es bronca, es decir, lo que queda fuera de lugar. Después, en prensa y demás, llegaron las opiniones, todas respetables, y las faltas de respeto, todas deleznables. Lo que yo tengo claro es que si hubo alguien que sintió en el alma lo sucedido, ese fue Juan Serrano, pues es la de Málaga una plaza y una afición a las que le tiene enorme cariño y respeto.

A la mañana siguiente publiqué un post que titulaba “Hoy más que nunca”, en el que me refería al apoyo que el maestro debía tener ahora por parte de su gente, y recordaba que hacía dos años se había producido una circunstancia parecida, escuchando también los tres avisos en La Malagueta y teniendo, a partir de ahí, una reacción magnífica, cuajando actuaciones sensacionales. Ese post, yo lo terminaba de la siguiente manera:

“Esperamos, deseamos y sabemos que esa reacción va a llegar, y ojalá que la suerte esté de cara. Mientras tanto, y pase lo que pase, no se preocupe maestro, pues quienes lo quieren bien (y somos muchos) están deseando volver a vibrar y soñar de la mano de su capote y muleta, pues lo de ayer, aunque duela, forma parte de esta fiesta y quedará, como ha quedado otras veces, sepultado por la grandeza que habita en su toreo, que surgirá, como siempre, desterrando palabras que sobran y abrazando sueños que esperan.

Y la reacción no se hizo esperar. Esa misma tarde, en Constantina, El Fino cuajó una actuación memorable que culminó con el indulto del toro Exquisito, de Albarreal, tras una faena de antología. Antes de eso, en su primero, había malogrado con la espada una labor también de máximos trofeos. La ilusión volvía a estar a tope, y más aún cuando al día siguiente, en Cuenca, el maestro cuajaba una de las tardes más importantes de la temporada, por el peso de su actuación y por el contexto en la que esta se produjo, en una tarde en la que la competencia Tomás-Perera centraba todas las miradas, unas miradas que no tuvieron más remedio que ponerse sobre el toreo grande con el que Juan Serrano deleitó a la abarrotada plaza conquense. Tres orejas fue el premio.

Para final de mes todavía aguardaban varias citas importantes, y en todas ellas sobresalió, primero la gran disposición del torero, y cada vez que las circunstancias lo permitían, la gran creación que sólo puede salir de sus muñecas.

De esta forma, logró cortar una oreja en Almería a un toro de Fuente Ymbro al que fue haciendo y corrigiendo defectos, para acabar enjaretándole muletazos de mucha hondura y bellísimo trazo. Además, la espada funcionó, una de las claves también en esta racha triunfal a nivel numérico, y que había tapado anteriormente algunas buenas actuaciones.

También en Linares hubo premio, en una tarde muy difícil, primero porque una vez más estaba José Tomás en el cartel, con lo que ello conlleva de cara al público, que especialmente se mostró muy duro con Juan en su primero, y también porque el segundo de su lote no dio ninguna facilidad, pero ahí el maestro lo puso todo para darle la vuelta al ambiente y terminar exprimiendo lo poco que el toro le ofrecía, sacando muletazos de mucho mérito.

Y para acabar, el 31 de agosto, El Fino dibujó en Mérida una faena para el recuerdo, que no era la primera que dejaba en la retina de la afición extremeña, y esta significó de paso el mejor regalo posible para el pequeño Juan Rodrigo, nacido ese mismo día por la mañana. Sin duda, la actuación de Juan ante el cuarto toro de Juan Pedro Domeq, al que cuajó con capote y muleta, cortándole dos orejas, será recordada por mucho tiempo. Aquí la tienen de manera íntegra.

jueves, 23 de octubre de 2008

LA CARTA DEL DÍA (DIARIO CÓRDOBA)

Al igual que hace unos días hiciera 6 Toros 6, el Diario Córdoba me ha brindado la oportunidad de expresar mi opinión acerca del cierre de temporada de Finito de Córdoba en Montoro, en este caso con el texto integro y dándole muy buen tratamiento, lo cual agradezco enormemente. Como verán los que son asiduos a este blog, es un texto que ya publiqué aquí días atrás, concretamente el mismo doce de octubre, día de la actuación del maestro en Montoro, pero creí conveniente enviarlo a la prensa para compartirlo con más gente y poder hacer llegar un sentimiento que, a buen seguro, sigue estando presente en muchos. Por eso, y porque tengo muy claro que ser Finitista no es cosa pasada. Para reafirmarlo, ahí quedan en la retina faenas como las de Montoro, y otras muchas que este año hemos tenido la fortuna de disfrutar.


Texto íntegro (PULSANDO AQUÍ)

Nota: Me envían un mensaje comunicándome que igualmente ABC-Córdoba ha publicado el texto. Mi agradecimiento también a su director. Puesto que la sección de opinión de la edición cordobesa no está en la red, no puedo poner el enlace.

miércoles, 22 de octubre de 2008

RESUMEN DE LA TEMPORADA (II)


JUNIO: YO ME QUEDO CON LO BUENO…

Con la espada como talón de Aquiles y el mal juego del ganado como gran obstáculo, el mes de junio pasó sin grandes resultados numéricos. Hubo dos tardes especialmente llamativas en lo negativo, que fueron las de Badajoz y León. Ni los de Cuvillo en la ciudad extremeña ni los de Jandilla en la castellana dieron opción alguna, en dos tardes de máxima expectación y con carteles muy rematados. Tampoco en Coslada, a primeros de mes, ni en Soria, ya al final, hubo opciones más allá de demostrar ganas y algún que otro detalle.

Fue en Alicante donde nuevamente el toreo del Fino alcanzó grandes cotas. Contando con un mejor colaborador, aunque con mucho que torear, Juan firmó una actuación de altura en la feria de hogueras, justo donde un año antes había caído herido cuando cuajaba un Fuente Ymbro. Esta vez, después de torear con mucho gusto a la verónica y brindar al equipo médico que lo atendió, dibujó una faena de arte y poder, que yo viví intensamente y que intenté dejar plasmada, con más o menos acierto, en mi crónica…

“Da gusto verle abrir la faena de muleta con tanto empaque y sabor, y cincelar en redondo muletazos de dominio e inspiración. Da gusto saborear sus naturales, aunque sean tres o sean cuatro, y volver a la derecha para exprimir con hondura y temple todas las embestidas del buen toro de Jandilla. Dan gusto esos detalles, ese andar en torero, ese vaciarse de arte en una trincherilla y en un remate de aroma...

Da gusto encontrarse con él cuando disfruta, porque hace disfrutar. Y da gusto emocionarse, porque te llega, porque lo sientes. Porque no importa quien diga, quien hable, quien piense. Sólo vale lo que toque al corazón...

Le dieron una oreja, en ese intento siempre vano de poner medida a lo infinito. ¿Cuánto vale tanto arte y tanta calidad?. La respuesta es mucho más profunda que un puñado de pañuelos.”

En Burgos, el último día del mes, la espada no rubricó una buena faena a un toro de La Palmosilla, con el que El Fino dibujó pasajes bellísimos por ambos pitones.


JULIO: EL PUNTO DE INFLEXIÓN

Se acercaba la parte fuerte de la temporada, esa en la que las fechas se acumulan y apenas dan respiro. Fue justo en esa antesala que significa el mes de julio donde dos tardes marcaron el punto de inflexión de la campaña del Fino, que poco a poco fue yendo a más. Dos tardes que distaron siete días una de otra, Estepona y Marbella, 6 y 13 del mes, dos tardes para guardar y recordar, y dos faenas en las que la calidad, la hondura, el sentimiento y todo lo necesario para hacer el toreo de verdad, el toreo grande, surgió de las muñecas de Juan Serrano para el gozo y disfrute de los que tuvimos la suerte de presenciarlas, en mi caso sólo la de Estepona.

Fue esa faena de Estepona al toro de Ana Romero una caricia constate, un latir suave y dulce, una brisa deliciosa que nos hizo respirar el aroma inconfundible que tiene la torería cuando surge de verdad. Porque todo fue muy despacio, todo llegó a sorbitos, a pinceladas marcadas, a versos de rima encendida, y a la vez tierna y dormida, para dejar al final el regusto más intenso que cabe en el paladar. Lo dicho, que disfrutamos de lo lindo.

Y en Marbella volvió a surgir la mágica fusión entre el torero grande y el toro bravo. Barboso, de Varela Crujo, quiso ganar su vida embistiendo con codicia y nobleza a la muleta del Fino, y éste le llevó hasta el indulto por la senda del arte y del toreo puro, cuajándolo de principio a fin en una faena en la que el toreo al natural alcanzó esas cotas a las que sólo unos pocos pueden llegar. Vía teléfono móvil, el Doctor Rafael Comino me contaba la faena con emoción: “Toreando con el alma, quebrando la cintura, exigiendo y llevando al toro hasta el final...”, ¿Qué más se puede añadir?

Una tarde más, en este caso una noche, en Palma de Mallorca, también el maestro mostró una gran dimensión, cortando una oreja y perdiendo al menos otra con el acero, en dos faenas de gran hondura y temple.

Quedaba claro, por tanto, el gran momento que comenzaba a atravesar Juan Serrano, un momento que demostraba a poco que los toros ayudaban, algo que desafortunadamente no hicieron en el resto de actuaciones del mes, en Teruel, San Fernando, Prado del Rey y Almadén.

martes, 21 de octubre de 2008

6 TOROS 6 ME DA LA PALABRA

La revista 6 Toros 6, en su número de esta semana, publica un extracto del escrito que envié a su redacción la pasada semana sobre la actuación de Finito de Córdoba en la plaza de Montoro. Concretamente, mis palabras vienen recogidas en la sección "Opinan los demás", en la página 7.


"Pinchando" sobre la imagen se podrá leer claramente.

Además de agradecer a la revista la oportunidad de expresar mi opinión y sensaciones sobre la actuación del maestro, quería también hacer una aclaración para quienes lo lean.

En el extracto que se publica se hace referencia a que en la plaza de Montoro se ha tratado a Finito con especial dureza, y en este punto me gustaría aclarar que en el escrito enviado a la revista yo señalaba la especial dureza con la que se había tratado al torero este año en Córdoba, en su tierra, en clara referencia a las opiniones vertidas sobre su actuación en la feria de mayo principalmente, por parte de algún sector de la afición y de la prensa. No me refería, por tanto, a la afición de Montoro, plaza en la que Juan lleva triunfando muchos años, y en la que se le espera cada año en su feria. Tema aparte sería la ya recordada decisión presidencial de negar el indulto a un toro bravo (Langosto), tras aquella antológica faena de 2004, y las declaraciones que algunas personas hicieron luego, pero ni a eso me refería yo en mi escrito, ni eso es cosa de una afición y una plaza en la que El Fino siempre se ha sentido muy a gusto, demostrándolo con buen toreo y muchos éxitos.

Aclarada queda esta cuestión y muy agradecido a 6 Toros 6 por hacer pública mi opinión.

domingo, 19 de octubre de 2008

RESUMEN DE LA TEMPORADA (I)

56 actuaciones, 49 orejas y 4 rabos, 3 indultos, dos suspensiones (Azuaga y Fuengirola), y dos ausencias por lesión (Barbastro y Monovar). Esos son los números, a simple vista, de la temporada de Finito de Córdoba.

Más allá de eso, atrás queda una campaña que fue a más para dejarnos un tramo final realmente excepcional, y un gran sabor de boca con la última actuación de Montoro, poniendo un broche ideal. A lo largo de las próximas fechas iré ofreciéndoles un resumen de la temporada del maestro, siempre bajo mi modesta visión, y siempre abierto a las opiniones que ustedes quieran expresar. Comenzamos hoy, con la primera parte de la temporada.

MARZO Y ABRIL. ¡AY, SEVILLA!...

Tras pasar sin suerte por sus dos únicos compromisos americanos, en Mérida y Bogotá, la primera tarde que el maestro actuaba en España lo hacía en el Festival a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer, en Córdoba, donde dejaba una faena medida llena de detalles y buen gusto a un flojo novillo de Guadalest.

Ya de luces, el 15 de marzo actuaba en Roquetas de Mar, una tarde en la que ante un malísimo lote escuchó los tres avisos en su primero y realizó un gran esfuerzo ante el cuarto, cortando una oreja. Mucha disposición mostró también en su siguiente compromiso, el Sábado de Gloria en Lucena, aunque a poca gloria supo la tarde debido al pésimo juego del ganado. Sus siguientes compromisos, en San Clemente y Vejer de la Frontera, nos depararon las primeras grandes faenas del maestro esta temporada, con el corte de dos orejas en cada tarde.

El mes de abril lo afrontábamos, como cada año, con la ilusión puesta en Sevilla, una ilusión que se vio frenada por las condiciones de la corrida de Parladé a la que se enfrentó El Fino. Hubo un toro, el cuarto, perfecto de hechuras, incluso con cierta calidad mientras duró. Las verónicas de recibo y dos tandas con la derecha nos hicieron concebir esperanzas, pero el toro se vino abajo dando al traste con todas las ganas con las que el maestro había afrontado esta cita.



Otra tarde de gran expectación tenía lugar en la Monumental de Barcelona, donde acartelado con José Tomás y El Juli, El Fino se enfrentó a un descastado lote de Garcigrande y a la indiferencia de gran parte de la plaza, lo cual dificultaba seriamente el éxito. Aún así, los mejores muletazos de la tarde brotaron de su muleta en el cuarto toro, como señala la crónica de Daniel Herranz en Burladero: “fue Finito quien dejó algunos de los mejores lances y muletazos del gris festejo sin que estos cobraran apenas relieve. Más al contrario, el tendido de la Monumental, amable y bueno como él solo, parecía meter prisa al torero nacido en Sabadell para que cuanto antes dejara paso a Tomás y Juli.”

No obstante, abril dejó también el grato sabor del toreo al natural del Fino, que lo bordó en Alcudia de Guadix, y un gesto que demuestra la gran solidaridad y altura personal del maestro, con la organización de un Festival en La Carlota a beneficio de la familia de un amigo personal recientemente fallecido. El Fino deleitó a sus paisanos con un toreo de gran calidad, a pesar de no contar con un colaborador a la altura de lo esperado.

MAYO: DE LO AGRIDULCE EN JEREZ A LA INJUSTICIA EN CÓRDOBA, PASANDO POR EL TOREO GRANDE EN GRANADA.

Nos traía mayo un buen puñado carteles bonitos y sitios cargados de significado. En Jerez el maestro dejó su sello de calidad en su actuación ante el primero de la tarde, templado y muy a gusto desde que se abrió de capote, dibujó bellas verónicas y muletazos buenos ante un toro noble y sin fondo de Parladé, del que perdió la oreja con la espada. Su segundo, sencillamente no le dio ninguna opción.

Getafe y Villarrobledo, con una oreja en cada tarde, y una gran faena en la localidad madrileña, fueron la antesala a la tarde de Granada, otra vez de máxima expectación, con José Tomás en el cartel. Aquel 23 de mayo, justo cuando se cumplían diecisiete años de su alternativa, Juan Serrano dio en la ciudad de la Alhambra un autentico recital de toreo en redondo, sustentado en muletazos hondos y largos, revestidos de un empaque soberano, y marcados con el sello inconfundible de su tauromaquia. Recibió el exiguo premio de una oreja en su segundo, después de que en el primero la espada se le fuera algo baja, pero fue un gustazo comprobar como después de que sus compañeros de terna se iban a hombros, El Fino lo hacía andando bajo la atronadora ovación de la Monumental de Frascuelo, que lo esperó hasta que cruzó todo el anillo para reconocer la grandeza de lo visto aquella tarde.

Y llegó Córdoba, donde siempre a Juan se le ha medido mucho, pero puedo asegurar que como este año no se le ha tratado en ningún otro. Ni una sola concesión, ni un solo respiro, y lo que es peor, ni siquiera un mínimo de respeto.

No me refiero, obviamente, a toda la afición que acudió, pero si a un sector que se comportó de la forma más injusta posible con un torero que siempre lo da todo en el coso de Los Califas, y por supuesto este año no fue una excepción. En su primera tarde, junto a José Tomás y Daniel Luque, le correspondió un primer toro sin ninguna opción, con el que optó por abreviar después de intentar el toreo por ambos pitones, viendo y demostrando que era imposible. En su segundo, con el ambiente en contra, hizo un gran esfuerzo ante un toro de escaso fuelle y poco recorrido, dejando los mejores muletazos de la tarde y perdiendo un trofeo con la espada, pues fue con el acero con lo que, en honor a la verdad, el maestro no estuvo bien en la feria.

Ya en su segunda tarde, con toros de Fuente Ymbro, nuevamente encontró un ambiente hostil por parte de ciertos sectores, un ambiente que intentó remontar con una buena faena ante el primer toro, donde volvió a dejar sensacionales muletazos por ambos pitones. Otra vez la espada no anduvo certera, y otra vez ese sector del que hablaba no le perdonó nada. Normal, por tanto, que el maestro declarara que le parecía vergonzoso que en Córdoba se le tratara así. Vergonzoso, injusto e irrespetuoso, así de claro.

Mayo terminó con la inauguración del nuevo coso de Puertollano, donde El Fino tuvo el honor de lidiar al primer toro, en una tarde en la que una vez más la espada se llevó el triunfo en forma de trofeos, pero no el sabor del buen toreo.


jueves, 16 de octubre de 2008

UNA FOTOGRAFÍA DEL MAESTRO PREMIADA EN MÉRIDA

El fotógrafo José Manuel Romero ha obtenido el primer premio del III Concurso Nacional de Fotografía Taurina "Plaza de Toros de Mérida", con la obra titulada "Sombras y Luces". En la misma, aparece el maestro Finito de Córdoba iniciando el paseillo en el coso emeritense el pasado 31 de agosto, la tarde en la que cuajó una faena para el recuerdo al cuarto toro de Juan Pedro Domeq. El fotógrafo consigue un bello contraste entre la sombra del torero y los rayos del sol.

Está claro que aquella tarde El Fino derrochaba inspiración por los cuatro costados. Enhorabuena al autor.

Imagen extraída de la web Extremadura al día.

domingo, 12 de octubre de 2008

MONTORO: POR ESO, POR ESO SOY FINITISTA

No escribiré la crónica de esta tarde en Montoro. Lo de hoy vas más allá de lo visto, pues penetra en el fondo del sentido. Es eso, el sentimiento, lo único que puedo expresar, porque es imposible describir el toreo tan puro, tan bello y tan eterno que El Fino nos ha regalado en el coso cordobés. Porque unas simples palabras quedarían a años luz de tan sólo uno de los muletazos que el maestro ha dibujado, porque es cada uno de ellos los que sigo ahora paladeando embargado aún del aroma que han dejado en mi memoria. Porque no se puede torear mejor, no, y es más, dudo mucho que alguna vez alguien pueda hacerlo igual, y no sólo me refiero a lo de esta tarde. Porque el pellizcar el corazón, el poner el vello de punta, el traspasar la frontera de la piel y acabar llenando el alma, el convertir en mágico un instante que pasa de ser efímero a quedarse para siempre en el recuerdo, tan sólo está al alcance de unos pocos, y yo me siento inménsamente afortunado por saborear esos momentos cuando brota el toreo inmenso de un torero tan grande que supera cualquier adjetivo que yo hoy le quisiera adjudicar.

No es sólo lo que pienso, es mucho más allá. Es lo que siento, lo que me mueve a la emoción. Por eso, justo por eso, yo soy finitista, porque ese sentimiento sigue surgiendo y sigue viviendo, porque un simple detalle lo vuelve a hacer brotar, y porque faenas tan rotundas como la de esta tarde me alimentan y me empujan a que siga queriendo soñar.

Foto: Fidel Arroyo.

CRÓNICAS DE LA PRENSA

En el segundo de la tarde, el otro toro premiado, este con vuelta al ruedo, también Finito estuvo a un alto nivel. Lo hizo ante un ejemplar de Jaralta de engañosa pelea en el caballo, al que acudió hasta tres veces, pero al relance o saliendo rebotado de uno a otro, empujando además de costado. Huidizo y pegando arreoncitos, incluso mediada la faena miró las tablas con intención de irse. Pero supo aprovechar el torero la acometividad y la nobleza del animal y despejarle las dudas. Despatarrado, Finito acompañó los muletazos con todo el cuerpo dibujando derechazos rotundos. Luego, con la planta más relajada, elegancia y mando. Muy dispuesto el hombre, tiró mucho del animal en el último tramo. Las dos orejas no tuvieron discusión. El quinto se le quedó a Finito en el caballo y en un volantín. Se empleó en alargarle el viaje y en rectificar la colocación para engancharlo, pero le costó responder al jaralta y al torero, matar. (Rafael de la Haba, Diario Córdoba)

Finito de Córdoba, por su parte, desorejó al segundo toro de la tarde, otro buen toro de Jaralta con el que el cordobés pudo mostrar su elegantísimo concepto del toreo, en series bellísimas, sobre todo por el pitón derecho. El quinto fue de peor condición y el torero de Córdoba sólo pudo mostrar su disposición y firmar algunos muletazos de gusto, aunque aislados. (Mundotoro)

También gustó en Montoro Finito de Córdoba. A su primero le cortó las dos orejas merced a una faena de mucho gusto. Aún hubo más temple en su toreo con el quinto, sobre todo toreando al natural en algunos muletazos muy sentidos. El premio podría haber sido mayor, pero falló a espadas y todo quedó en una ovación. (Fidel Arroyo, Burladero.com)

Tuvo que ser el segundo de la tarde de nombre "Moruco" al que Finito le interpretó una faena cara, muy cara, de las que te sales de la plaza y sales toreando. Muchos defectos le tapó Finito a este toro al cual lo cuajó de una manera espectacular. No se puede torear un toro mejor. Faena basada en los ayudaitos por bajo, en los cites de lejos y en los naturales de cartel. Es por tanto, una de las mejores faenas del Fino en mucho tiempo. Una gran estocada le valió las 2 orejas. (Juan Plata, Torocórdoba)

Finito estuvo importante en su primero. Un toro con una movilidad y una raza fuera de lo normal. Juan Serrano fue domeñando al animal para terminar toreándolo a placer en muletazos largos y templados. El toreo que enamora al público surgió una vez más de las muñecas del torero de El Arrecife. Los adornos fueron de gran plasticidad. Importante Finito en su última tarde de la presente temporada. En su segundo, con un público que antes se había vaciado con Ponce, volvió a torear como sólo él sabe hacerlo. Faena importante ante un toro que se había quebrantado mucho en un largo puyazo. Lástima que en esta ocasión la espada, una vez más, le privase de un triunfo mayor, pero decir que el toreo de calidad de Finito quedó en la retina de los asistentes y en el dorado albero del coso de Montoro. (Salvador Giménez, El Día de Córdoba/Desdelcallejon.com)


sábado, 11 de octubre de 2008

SUSPENDIDO EL FESTEJO EN FUENGIROLA

El temporal de lluvia y viento que está azotando la costa malagueña este fin de semana ha hecho imposible que se pueda celebrar esta tarde el primer festejo de la Feria del Rosario en Fuengirola. En esta corrida estaba anunciado el maestro Finito de Córdoba en sustitución del lesionado Rivera Ordóñez.

Esperemos que mañana en Montoro el tiempo acompañe y podamos despedir la temporada del Fino a lo grande.

viernes, 10 de octubre de 2008

V CURSO DE TAUROMAQUIA CIUDAD DE SAN ROQUE

Nuestro amigo y gran aficionado D. Rafael Comino Delgado, dirige el Curso de Tauromaquia Ciudad de San Roque que este año alcanza su quinta edición. Los temas a tratar, así como los ponentes que intervendrán en el curso, garantizan el máximo interés en los tres días de desarrollo del mismo en la localidad gaditana. Desde aquí, mi mejor deseo a D. Rafael para que, como en años anteriores, esta edición vuelva a ser un éxito.


"Pinchando" sobre la imagen se podrá leer mucho mejor.

miércoles, 8 de octubre de 2008

UNA CITA EN MONTORO

video

Fotos: Fidel Arroyo

lunes, 6 de octubre de 2008

CUMPLEAÑOS FELIZ...


Tal día como hoy, hace 37 años, nacía Juan Serrano Pineda. Lo hizo en Sabadell y allí, en tierras catalanas, dio sus primeros pasos como hombre y como torero.



Posteriormente, ya movido por una incontenible afición y unas enormes ganas de expresar todo aquello que llevaba dentro, vendría a su tierra, a Córdoba, para darle esplendor y gloria taurina durante estas dos últimas décadas, y pasear su nombre con orgullo, allá donde también ha dejado su huella de arte, magisterio y sabor.

Feliz cumpleaños maestro, que pase un gran día, y que cumpla muchos más.

domingo, 5 de octubre de 2008

LAS 1.200 DEL FINO SE CUMPLIERON AYER

Muy pocos habíamos reparado en este dato. Yo tenía presente de que se encontraba cercano pero reconozco que no me había detenido a hacer el recuento desde hacía tiempo. Esta tarde, un oyente del Carrusel Taurino de Canal Sur ha dejado un mensaje en el contestador del programa informando de que en la tarde de ayer en Úbeda el maestro Finito de Córdoba cumplió 1.200 corridas como matador de toros.

Inmediatamente me he ido a consultar la estadística y así es, 1.200 corridas en España, América, Francia y Portugal para Juan Serrano.

Hubo una cosa ayer que nos llamó la atención a mi y a Rafael Comino Mateos, con quien tuve la gratísima ocasión de presenciar el festejo, y es que el maestro vestía el precioso terno blanco y plata que ha llevado en ocasiones muy puntuales y especiales, principalmente en varios aniversarios de su alternativa. El año pasado en Córdoba, sin ir más lejos, cuya fotografía encabeza este blog. No se si habrá sido casualidad, pero creo que no. El maestro sabría que ayer llegaba a ese número redondo de festejos y quizá quiso elegir ese vestido de torear para esta ocasión especial, al menos eso es lo que yo me aventuro a sugerir tras enterarme de la efeméride.

Felicidades al maestro, y que si no son otras 1.200, que sean todavía un buen puñado de festejos los que nos queden por seguir disfrutando de su toreo, como lo hicimos ayer.

Foto: Enrique

sábado, 4 de octubre de 2008

ÚBEDA: LA CLASE SE IMPONE

Buena tarde la del maestro hoy en Úbeda. Una tarde en la que dejó ver sus ganas y su disposición nada más abrirse de capote con el primero de la tarde, al que dibujó varias verónicas de bella factura rematadas con dos medias marca de la casa. El toro de Albarreal mostraba ya su clase, una clase que posteriormente evidenció al tomar la muleta del Fino. El maestro lo ha entendido a la perfección, e imponiendo también su clase y su calidad, ha ejecutado una faena importante, iniciada con mucha torería sacando al astado al tercio. Entonces ha surgido el toreo profundo y largo en redondo, en tres series que han ido a más, siempre aderezadas por un gusto superior en los remates, para posteriormente instrumentar un toreo al natural que ha tenido menos continuidad, ya que el toro repetía menos, pero donde han sobresalido también varios muletazos sensacionales. De vuelta a la derecha, dos nuevas series llenas de empaque y sabor, y un cierre por bajo a modo de pases de la firma rematados con una majestuosa trincherilla. Estocada en lo alto y dos orejas.

El cuarto ha sido totalmente opuesto. Un toro manso y reservón, que nunca se ha entragado, y con el que El Fino ha hecho el esfuerzo, tragándole mucho y exprimiendo al máximo lo poco que el toro quería ofrecer por ambos pitones. De no pinchar hubiese caído otra oreja.

Lo dicho, tarde importante la de Juan Serrano hoy en Úbeda. Una más dentro de un extraordinario tramo final de temporada. Y es que la clase, tarde o temprado, acaba imponiéndose y haciendo valer su crédito.

CRÓNICAS DE LA PRENSA

Finito de Córdoba toreó sensacionalmente a la verónica y mejor aún en dos medias verónicas, realmente sublimes, para después instrumentar con la franela un trasteo de la firma con series por ambos pitones cortas, pero de magnífico trazo y con la muleta arrastrando por la arena. Se pudo ver un Finito motivadísimo, que ligó perfectamente las tandas y las remató casi siempre con pase de pecho y algunas trincherillas de elegante ejecución, matando de buena estocada y consiguiendo las dos orejas. Otra vez Finito de Córdoba en un pueblo de Jaén, rayando a gran altura para en el otro superar las dificultades de un soso animal que creó bastantes complicaciones, pero que superó con técnica depurada y sólo fallando con la espada al necesitar cuatro envites y un descabello, siendo ovacionado. (Angel del Arco, Diario Ideal)

Finito, de blanco y plata, hizo alarde de su estilo en la plaza de San Nicasio. Frente a la primera res se presentó muy torero y deleitó a los allí congregados con un toreo largo y profundo que desembocó en una magnífica estocada que le hizo merecer las dos orejas y que lo sacaran a hombros por la puerta grande. Su segundo toro, el cuarto de la tarde, le trajo más complicaciones. En todo momento se mantuvo por encima del animal y se tuvo que conformar con una ovación del público después de pinchar. (Diario Jaén)