viernes, 30 de mayo de 2008

TARDE PLOMIZA. EN EL CIELO Y EN MI ÁNIMO.

Debo confesar que me tenía enormemente ilusionado esta corrida desde que se anunciaron los carteles. Es más, al contemplar el descalabro del ganado de Ricardo Gallardo el otro día en Madrid, yo pensaba: "Seguro que los buenos los ha dejado para Córdoba". Iluso de mí.

La tarde, plomiza en lo meteorológico, ha ido cayendo también como el plomo sobre la moral y el ánimo, para acabar abatiendo toda esperanza y todo el gran deseo que muchos llevábamos. El mío, particularmente, era muy grande, de ahí que quizá este hablando ahora de una gran desilusión, pues a estas horas, después de que ha pasado un buen rato del final de la corrida, todavía estoy tremendamente apático y apesadumbrado.

Intento animarme, venirme arriba. Intento recordar y recrearme en esa faena del Fino al primer toro plagada de muletazos de calidad, quizá los de más calidad de la feria, pero de pronto se me atraganta la imagen del toro jabonero perdiendo las manos en el tercer muletazo de una serie, justo cuando prendía la mecha en el tendido, o en un pase de pecho, o al final de la faena, sin permitir un cierre adornado, y también viniéndose a menos y quedándose corto en la segunda tanda de naturales, después de dos o tres soberbios en la primera serie... y entonces vuelvo a venirme abajo pensando que hasta el único toro que medio se ha dejado no lo ha hecho por derecho, o al menos es así como lo he visto yo.

Y me duele, me sigue doliendo la actitud de la plaza, o más bien dejémoslo en un sector o en varios sectores dispersos, que una vez más han demostrado su predisposición negativa y su injusto trato a un torero que lejos de tirar por la calle de en medio después de que las opiniones se dividieran tras descabellar al primero, después de cuatro pinchazos y casi cuando el toro se iba a echar, ha tratado al cuarto toro como si fuera bueno, y ha porfiado para extraerle todo lo que tenía, viendo como apenas se lo agradecían, para que luego, además de todo, al salir de la plaza lo despidan con malicia y poca clase.

No me voy a esconder a la hora de reconocer la gran laguna que está teniendo Juan con la espada, no sería sensato ni cabal defender lo contrario. Ojalá recobre pronto el pulso de esta suerte, sobre todo para que faenas como las de hoy, por ejemplo, no pasen de largo por la memoria de algunos (aunque muchos demuestran tener una amnesia atroz), y porque a buen seguro la satisfacción de haber dado quince o veinte muletazos a gusto, es un poquito más con un premio en la mano.

Para terminar, he decir que ha sido una semana (desde el viernes pasado) de múltiples sensaciones. Una montaña rusa de emociones, desde Granada a Córdoba. Una semana que quizá no termina con el resultado más deseado, pero que globalmente tampoco ha de dejarnos ningún amargor. Vaya hombre, parece que me voy animando...

Y es que mientras el corazón tenga deseo, la imaginación seguirá generando y conservando ilusiones... Por mucho tiempo.

miércoles, 28 de mayo de 2008

CÓRDOBA: TOCA ESPERAR

Es lo que queda, tras tardes así. Dentro de un encierro deslucido, falto de clase, e incluso con algún toro de verdadera guasa, excepto el buen segundo, al Fino le ha correspondido en primer lugar un animal que topaba en vez de embestir, sin un ápice de calidad y mucho menos de recorrido. Un toro para cualquier cosa menos para hacer el toreo que, guste o no, es lo que sabe hacer Juan Serrano. Por eso, y a pesar del enfado generalizado en los tendidos, había que irse a por la espada, aunque eso si, se debería haber manejado con más acierto. La bronca forma parte de esta fiesta, y así se ha producido, pero, como siempre digo, hasta ahí debe llegar la expresión popular. Lo demás, la falta de respeto, el insulto y la descalificación siempre sobran, y a algunos les ha sobrado esta tarde.

En el cuarto, muy falto de raza, Juan ha querido y mucho. Sin probaturas ha iniciado la faena en el centro del ruedo y ha enjaretado un par de series de verdadero gusto en redondo. Sinceramente, ha habido dos muletazos en los que la plaza ha crujido como no lo ha hecho en toda la tarde. Hablo, por supuesto, del olé rotundo, no del ¡uy! ni el ¡ay!. Al coger la izquierda el toro ha comenzado a amagar con rajarse, a salir distraido, y a deslucir los muletazos. El final, con la derecha, y el toro muy a menos, nuevamente ha tenido respuesta en el tendido. El fallo a espadas ha dejado sin premio el esfuerzo.

Al final, y mientras el gentío se agolpaba en la puerta de Los Califas para ver salir en hombros a Tomás, yo me he ido a la de cuadrillas. Tenía la necesidad de acercarme a Juan y estrecharle la mano. "Animo maestro, el viernes te esperamos", le he dicho. Y así será.

domingo, 25 de mayo de 2008

SUSPENSIÓN EN AZUAGA (BADAJOZ)

El festejo de esta tarde en Azuaga ha sido suspendido por la lluvia. Finito alternaba con El Fandi y Alejandro Amaya, para enfrentarse a toros de Jiménez Pasquau.

La próxima ya es en Córdoba. Esperemos que el tiempo respete la feria y podamos degustar ese sabroso toreo del que ya tuvimos aparitivo el pasado viernes en Granada.

sábado, 24 de mayo de 2008

GRANADA: SIN PUERTA GRANDE, PERO DE CANTE GRANDE (y II, crónicas y vídeo)

Finito de Córdoba estuvo magistral con el cuarto de la tarde, que fue bueno, al que ligó tandas con la diestra, de mano baja, que tuvieron largura y empaque. Mató de un pinchazo hondo. Previamente había perdido con un bajonazo la recompensa a un importante inicio de faena con la muleta, en la que cuajó series extraordinarias con la diestra, por donde el toro se desplazaba con nobleza. (Mundotoro)

Finito de Córdoba, con el buen cuarto, tuvo pasajes de mucha calidad, fundamentalmente con la diestra, con muletazos largos y de mano baja. (Efe)

A la segunda serie ya estaba el torero con los riñones encajados, citando a la media distancia, alargando el viaje. Le faltó al toro más pujanza, de ahí que no terminara de romperlo el torero. Aun así, un par de muletazos cerrando el círculo, rematando más allá de la cadera, fueron auténtico lujo en medio de un toreo de alto nivel. (Diario Córdoba)

Con el cuarto, el mejor toro del encierro, el de mayor fondo y también el de más clase, ‘Finito’ volvió a sentirse, sobre todo con la mano derecha. Incontables las series en redondo que instrumentó y todas ellas de trazo largo, con mucha torería, con acusada hondura. (Ideal de Granada)

Finito de Córdoba ha tenido también una actuación buena esta tarde en la Monumental de Frascuelo. En su primero hizo un trasteo bueno, con muletazos largos y de gran plasticidad. Pero en el 4º estuvo mucho mejor,aunque la faena no llegó a alcanzar cotas mas altas. Ligó tandas de muletazos tanto por la mano diestra como por la zurda de una gran calidad, pero mato de una media y al final el premio se quedo en una oreja y no pudo salir a hombros con sus compañeros. (Desdelcallejon)

Finito en su primero cuajó 2 series perfectas con la diestra. El toro, el mas gordo de la corrida, se fue apagando a la vez que la faena...En su segundo, un toro más terciado, cuajo también con la mano derecha series excelsas de mano baja, con hondura y profundidad. (Torería.es)

Su profunda labor del primero tuvo continuidad en el cuarto de la tarde ante un buen toro. El patrón estaba concebido de antemano. Había que llevarlo por la derecha, aprovechar su excelente pitón y entregarse a la fantasía en unas dibujadas series que cada vez caían más bajas. El temple fue la figura de “Finito de Córdoba” ante sus dos toros. Y el mando también. (Granada Digital)

GRANADA: SIN PUERTA GRANDE, PERO DE CANTE GRANDE (I)

Cuando Finito abandonaba a pie ayer tarde el ruedo la Monumental de Frascuelo ante una gran ovación, tras ver anteriormente como José Tomás y Daniel Luque lo hacían a hombros, no quedaba en mí ninguna sensación agridulce o de decepción. No era lógico irse decepcionado tras haber asistido a una buena tarde de toros y toreros, pero tampoco tendría sentido la decepción, en lo que respecta al Fino, después de haber visto en sus dos faenas un autentico recital de toreo en redondo, sustentado en muletazos hondos y largos, revestidos de un empaque soberano, y marcados con el sello inconfundible de la tauromaquia de Juan Serrano. En maestro y en artista, El Fino despertó los paladares más selectos, y dibujo bellísimos pasajes de toreo grande. Hubo belleza en las aperturas de faena y gusto, mucho gusto en los remates, con varias trincherillas de enorme sabor.

Y con buen sabor abandoné Granada. No podía ser de otra manera. La espada, que cayó baja en su primero, le privó de salir a hombros junto a sus compañeros de terna. No hubo puerta grande. Una pena, si. Pero como reconfortan y alegran faenas como las de ayer, de toreo grande, de cante grande. Yo lo vi y, por fortuna, Granada también supo verlo. Un gustazo.

Fotos: Burladero.com

viernes, 23 de mayo de 2008

... Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS...

Córdoba, 23 de mayo de 1991...

Esta tarde, como tantas otras, la ilusión me acompañará en el viaje para verte. Será Granada esta vez, en fecha tan señalada. Y seguiré reviviendo que hace más de tres lustros yo estaba allí, en el tendido 9 del Coso de los Califas, asistiendo a un momento histórico y genial.

Desde entonces, mucho he aprendido y mucho más me he aficionado a esta fiesta, pues eran pequeñas nociones y pinceladas las que me alumbraban con apenas doce años. Y se que ha sido descubriendo hasta donde llega un muletazo, el muletazo infinito e inconfundible de tu arte prodigioso, y como de bella puede ser una verónica mecida y cadenciosa, y otra más, y otra... pues no hace falta más adorno y artificio para llegar al más profundo sentir, pues todo eso en él se queda y pesa para siempre, para que en días como hoy, por ejemplo, sigamos siendo muchos los que acudamos a soñar, con la memoria fresca y nutrida de tu toreo grande, y el corazón dispuesto a emocionarse.

Tú lo mueves maestro, tú nos mueves. Felicidades por estos diecisiete años que hoy cumple tu doctorado taurino, y por todas las lecciones de arte y torería que por ese camino nos has ido dejando.

lunes, 19 de mayo de 2008

"UNA GRAN FAENA DE JUAN ME LLENA DE FELICIDAD. CUANDO SALGO DE LA PLAZA EL MUNDO ME PARECE DIFERENTE" (ENTREVISTA A MICHEL CLERIVET)


Quizá ostenta el record de kilómetros recorridos en pos del arte sublime de Finito de Córdoba. No en vano, tan sólo en dos de sus viajes anuales para verlo, a Córdoba y Sevilla, ya se echa a la espalda tanta distancia como pueda recorrer cualquiera de los más fieles partidarios finitistas durante una o dos temporadas. Michel Clerivet, junto a un nutrido grupo de aficionados de la ciudad francesa de Toulouse, da vida Club Taurino de Finito de Córdoba en Francia. Hablar de toros con Michel enriquece y estimula. Su pasión por el toreo es mayúscula y su forma de transmitirlo muy autentica y cabal. Una mañana sevillana quedó prendado de un novillero cordobés que enamoraba a la Maestranza. Desde entonces, cada viaje para verlo es un sueño de toreo eterno.

Cuando comenzó a leer la historia de la tauromaquia, lo que Michel sabía de Califas era la historia del Califato político y económico de los Omeyas que habían llegado hasta Toulouse. A partir de ese estudio, comprendió que también en el toreo existía un Califato. Fue al conocer al Fino cuando pudo descubrir a un Califa.

Michel, ¿Cómo y cuándo se encuentra con Finito de Córdoba por primera vez?

La primera vez que me encuentro con Juan fue en una novillada matinal de la feria de Sevilla. Para mi y mis amigos fue un golpe muy fuerte. Nunca habíamos visto tanta verdad, tanta profundidad y tanto temple en un joven torero.

¿Qué es lo que más le impresionó de su toreo?

Su temple, su hondura, siempre con una expresión plástica y estética conmovedoras, y el sentimiento que pone en su capote y su muleta.

¿Cuándo se fundó el Club Taurino de Finito en Francia?

El Club se funda después de su alternativa, allá por el año 92.

¿Qué actividades llevan a cabo a lo largo del año? ¿Viajan a muchos lugares para verlo?

Durante el invierno hacemos cada mes una comida “aficionada”, y visionamos las faenas de Juan correspondientes a esa temporada, gracias al Club de Córdoba. También, todos los domingos a mediodía tenemos una tertulia taurina bebiendo unas copitas de fino.

Cuando Juan torea “cerca” de Touluse, en plazas de Francia, aunque son pocas veces, o Barcelona, Valencia, Zaragoza, Donostia, etc…, viajamos hasta allí para verlo. Tampoco faltamos a Córdoba, ni a la feria de Sevilla. Yo llevo yendo a la feria de Sevilla desde el año 84.

Debe de haber mucha afición para hacer tantos kilómetros al año, ¿Qué es lo que le lleva a seguir a un torero durante tanto tiempo?

Mi afición arranca en 1963, en Toulouse, y hoy sigue como el primer día. Voy a la plaza para disfrutar y conmoverme. Mi torero de juventud fue Paco Camino. Lo que me hizo subir al coche para seguir a Juan fue la emoción que me transmitía su capote y su muleta, la fidelidad a su concepto del toreo y la fusión, en sus grandes faenas, entre el animal y el hombre (Zafiro, Bondadoso…). Una gran faena de Juan me llena de felicidad. Cuando salgo de la plaza el mundo me parece diferente.

Van pasando los años y pronto Juan cumplirá 17 de alternativa, supongo que habrán sido muchas las tardes de alegría y satisfacción las que usted se ha llevado, ¿Cuales han sido para usted las mejores tardes de toreo del Fino?

En primer lugar me quedo con la primera vez que lo vi, en aquella novillada matinal de Sevilla. Después, el día que rozó la Puerta del Príncipe, el quite al toro de Curro fue para mí como un sueño. También, el día del indulto de Zafiro en Barcelona, donde la música comenzó a sonar al tercer doblón en el inicio de faena, y el día de los seis toros en Córdoba, con aquellas verónicas al primer toro y la faena a Bondadoso.

Pero es que hay muchas más… y dentro de cada actuación de Juan hay siempre algún detalle, una media verónica, un trincherazo…

Hablemos del Califato. ¿Cuáles serían las principales razones por las que ustedes creen que Finito debería ser nombrado Califa del Toreo en Córdoba?.

He oído muchas cosas en Córdoba sobre el Califato, sobre todo cuando fue nombrado Manuel Benítez. En el Califato, creo yo, entran más cosas que lo puramente taurino. Para mí, viviendo lejos de Córdoba, Juan es Califa por los números, por su arte y por su personalidad dentro y fuera de la plaza.

Por último, le pido un deseo, ¿Cual es su sueño? ¿Qué le gustaría ver hacer al Fino?.

Mi sueño es que El Fino mate seis toros de Victorino Martín en Las Ventas. (Esto es broma). Ya en serio, mi sueño sería ver como abre la Puerta del Príncipe y yo salir tras de él...

...Muchos estamos con usted en ese sueño, ojalá sea una bella realidad. Muchas gracias Michel, y nos vemos pronto.

domingo, 18 de mayo de 2008

UNA OREJA EN VILLARROBLEDO (ALBACETE)

Con un lote de mucha nobleza pero de escasa fuerza Finito de Córdoba ha cortado una oreja a su primero tras una faena muy templada por ambos pitones, destacando sobre todo el toreo al natural. En su segundo, con menos opciones, ha mostrado mucha disposición ante la poca transmisión del toro, aunque sin lograr premio.

sábado, 17 de mayo de 2008

PUERTOLLANO: INAUGURACIÓN DE LUJO

Finito de Córdoba encabeza el cartel de inauguración del nuevo coso de la localidad manchega de Puertollano. El recinto, con una capacidad para 5.200 espectadores, acogerá su primer festejo el sábado 31 de mayo y contará para ello con una terna de autentico lujo, ya que El Fino estará acompañado por Julián López "El Juli" y José María Manzanares, para enfrentarse a un encierro de "La Gloria".

Como siempre, la inauguración de un nuevo recinto taurino es motivo de satisfacción para todos los aficionados, y en este caso, siendo Juan el primero en lidiar un toro en su ruedo, para nosotros el motivo es doble. Larga vida al nuevo coso y mucha suerte para el futuro.

NOTA AÑADIDA: DOS FECHAS CASTELLANAS


Burgos y León, en el mes de junio, se suman a la ya confirmada de Soria, el día 26, junto a Juan Bautista y Cesar Jiménez, con toros de José Luis Marca, en lo que será una semana de toreo del Fino por tierras castellanas. En León hay un cartelazo previsto, con ocho toros de Jandilla, en el que Juan compartirá cartel con El Cid, Morante de la Puebla y Miguel Angel Perera. Este festejo tendrá lugar justo en el día de su santo, el 24 de junio. Posteriormente, el 30 de junio, se enfrentará a toros de La Palmosilla en Burgos, compartiendo cartel con Manuel Díaz "El Cordobés" y nuevamente con El Cid.

lunes, 12 de mayo de 2008

VA POR USTED, MAESTRO

Me ha costado un poquito decidirme a mostrarles este vídeo. Se trata uno de los mejores recuerdos que conservo en mi vida. Las imágenes corresponden al acto de presentación del poemario titulado "Entre Viña y Olivar" que un servidor escribió y editó hace unos años, siendo presentado el 16 de enero de 2004 en mi pueblo, Aguilar de la Frontera, y eligiendo el Museo Taurino "Finito de Córdoba" como lugar para su puesta de largo, aunque lo recogido en la obra nada tuviera que ver con lo taurino. Aquella noche fue, sin duda, mágica para mí, por la respuesta de mi gente, por el calor y el cariño recibidos, y porque es un recuerdo que aún perdura nítido e inalterable en mi memoria y en mi corazón.

La historia de este fragmento que les presento nace unos días antes de ese acto. Aquellos días previos a la presentación del libro yo era presa del nerviosismo y la inquietud, y una tarde busque cobijo y tranquilidad en la soledad que me prestaba el Museo. Allí, al abrigo de la tenue luz que a esas horas aún se colaba por la única ventana existente, y que era suficiente para ver de manera nítida, pude recorrer despacio los recuerdos que cubrían ampliamente todo el espacio a mi alrededor. Abstrayéndome de mis miedos, quise juntar, o intentarlo al menos, toda aquella historia viva que se representaba ante mí, quise inspirarme en lo que había visto, lo que me habían contado, lo que había imaginado, y lo que esperaba vivir. Sabía que nada de lo que plasmara en el papel estaría a la altura de lo que quería contar, de describir lo indescriptible, de dar sentido a lo que se siente tan hondo. Sólo sabía que escribir aquello me ayudaría, y vaya si me ayudó. Para empezar, me desconectó por un buen rato de toda la turbación que me invadía, y me hizo disfrutar de mis recuerdos. Después, cuando llegó el día definitivo, la hora de enseñar al público lo que humildemente había compuesto durante algunos años, me senté ante ellos con aquel poema en mi cabeza, y no se me ocurrió mejor forma de empezar que compartiendo aquel pensamiento y aquel sentimiento con todos ellos.

Ese poema se lo entregué a Finito días después del acto en la convivencia anual que celebra su Club Taurino. También, lo elegí para presentar este blog. Es el primer post, allá por septiembre del año pasado. Hace un año, cuando Juan acudió a Aguilar a inaugurar la nueva sede del Museo Taurino que lleva su nombre se lo mostré colgado en la pared y me llenó de satisfacción cuando me confesó el cariño con el que lo guarda en casa.

Para bien o para mal, hoy venzo mi pudor y les muestro aquel momento. Cuatro años después me siguen llenando e inspirando los mismos motivos que entonces lo hicieron.


video

domingo, 11 de mayo de 2008

TOREO GRANDE EN GETAFE

Finito de Córdoba ha cortado una oreja al segundo toro de su lote esta tarde en Getafe, tras una faena en la que ha bordado el toreo en rendondo, instrumentando series de hasta ocho muletazos a un ejemplar de Torrenueva que ha sido el mejor de la corrida. Un pinchazo antes de cobrar la estocada definitiva le ha privado del doble trofeo.

En su primero, de menos calidad y duración, ha dejado algunos naturales de categoría en una faena que no ha podido tener demasiada continuidad.

Fuente: Carrusel Taurino (Canal Sur)

Nota Añadida: Al revisar varias reseñas de la corrida me encuentro con que el resultado de Finito en el cuarto es de "ovación con saludos tras aviso". La verdad es que no se si se trata de un error generalizado (la reseña es igual en todos los medios, quizá está remitida por la Agencia EFE), o el colaborador que Carrusel Taurino tenía en el coso madrileño se equivocó al otorgar a Juan esa oreja.

sábado, 10 de mayo de 2008

CUANDO HERIR ES SINÓNIMO DE VIDA

José Luis Pineda me da licencia para reproducir el artículo que sigue a continuación. Hace unos meses que descubrí su blog y sus escritos, y entre varios puntos de vista comunes que creo que tenemos destaca la admiración y el sentimiento inexplicable que nos despierta el toreo de Finito de Córdoba. Aquí, él intenta buscar esa explicación con bastante acierto, y a mí me pareció de tanta belleza que no podía dejar de compartirla con ustedes.

El artículo está fechado hace más de un año, mas no importa en absoluto. Su vigencia, en mi opinión, es mayor cuanto más tiempo pasa, pues es el tiempo el que, paradójicamente en este caso, se encarga de mantener frescas las heridas que se abrieron por obra y gracia del arte de un torero irrepetible.

TOREROS QUE HIEREN

Hace unas semanas leía en un periódico una jugosísima charla entre el gran Curro Romero y José Mercé en la que ambos opinaban acerca del cante y del toreo. El cantaor se descolgó con lo que para mí fue una frase lapidaria, vino a decir algo así como que no le gustaban los toreros de treinta muletazos, si no aquellos que pegan dos, pero que hieren.

A veces, uno que convive con las palabras se esfuerza por jugar con ellas, y engarzarlas para así componer sus ideas y plasmarlas en un papel. Pero no lo consigue, porque hay veces que los sentimientos las traspasan. Algo así me había pasado siempre con la tauromaquia de Finito, se me antojaba difícil acotarla entre palabras. Algo contradictorio, paradójico si cabe, porque he visto tantas cosas que debería ser más simple expresarlo.

Yo lo he visto dibujar naturales tan largos que la vista no alcanza, tan puros que cualquier palabra, lejos de explicarlos, los mancharía. Yo he percibido en los tendidos la expresión más real de la locura, desatada y redimida tras cada pase de pecho. He visto ojos jóvenes insuflados de esperanza y ojos viejos cargados de nostalgia, tal vez porque no recordaban derechazos tan perfectos, ni naturales tan de verdad, tal vez porque no recordaban cómo era el toreo de capote, los andares de un Califa, o tal vez no era nostalgia sino asombro porque quizás no los hubiesen visto nunca. Yo he andado por las calles de Córdoba en procesión y no era abril, era mayo. Una procesión improvisada que prolongaba el éxtasis de aquella locura colectiva que se derramaba en el ruedo con su toreo. Yo he visto a los habitantes de Málaga, de Sevilla, de Valencia, de Madrid, de Barcelona, Bilbao, México, Bogotá, y de tantos sitios que tardaría siglos en nombrar, salir de las plazas con las camisas por fuera y pegando muletazos, siempre con el nombre de Córdoba en la boca porque no hay chovinismo en el arte, no en el arte supremo. En la expresión de su toreo hay universalidad, intemporalidad, aroma califal. Yo he visto tocar la música al maestro Tejera en Sevilla, tocar Manolete, cuando todavía no habían salido los caballos a picar, ¿cómo puede explicarse eso con palabras?

Así me he debatido durante años cada tarde, en el camino ínfimo pero infinito que te devuelve a la vida real tras una tarde en la que ha toreado Finito, con el toreo más de verdad que siempre he soñado, con esa expresión unívoca del arte impregnada en la piel. Intentando, yo, ser racional, acotar con palabras ese sentimiento, dibujar con frases el recuerdo. Y siempre, siempre, quedando confundido, sin lograrlo. Ayer Mercé me lo puso en bandeja, de un plumazo y en una frase. Con la contundencia que merece el arte que traspasa los sentidos, que desgarra el alma. Eso es Finito y su toreo. Un torero que hiere.

Muchas gracias José Luis.

miércoles, 7 de mayo de 2008

CALIDAD PARA LA CALIDAD

Este bonito trofeo será el premio al toreo de más calidad de la feria de mayo cordobesa a partir del próximo año y será otorgado por el Club Taurino "Finito de Córdoba y su Tauromaquia". Sin duda, una recompensa a la altura de lo que premia.

Esta semana ha sido presentado y, como saben, se denominará "Trofeo Finito de Córdoba a la Calidad en el Toreo".


Fotos: Club Taurino "Finito de Córdoba y su Tauromaquia"

ALICANTE: UN PUESTO GANADO A SANGRE Y ARTE

Se han presentado los carteles de la Feria de Hogueras de Alicante. El Fino hará el paseillo junto a El Fandi y Alejandro Talavante, enfrentándose a toros de Jandilla, el jueves 19 de junio.

Como siempre, falta alguno, y en cada opinión, que cada uno tiene la suya, también sobran otros.

Juan debía estar, y está. En la memoria queda lo dulce y lo amargo de lo vivido el pasado año. Yo lo recordé así... (AQUÍ).

martes, 6 de mayo de 2008

lunes, 5 de mayo de 2008

JEREZ: CON LA MIEL EN LOS LABIOS

Una gran decepción me invadía ayer al doblar el cuarto toro de la tarde en Jerez. A decir verdad, la decepción se apoderó de mí cuando, ya al acudir al primer capotazo, el de Parladé echó la persiana y apenas se movió en el resto de la lidia.

Una pena, la verdad, pues en el primero, que había embestido con calidad por el lado derecho, pudimos ver templados y bellos pasajes del Fino en una faena justa de duración, condicionada por el poco fondo del astado. Anteriormente, ya había dejado algunas verónicas de bella factura rematadas con una buena media, y si bien la faena de muleta no pudo ser redonda, perdiendo continuidad por el pitón izquierdo y no pudiendo ser rematada al final como el torero hubiese querido, con remates por bajo y a dos manos, por ejemplo, ya que el toro se paró, en caso de haber acertado con la espada se hubiese pedido la oreja con cierta intensidad. Y digo "cierta", pues me sorprendió la lentitud y frialdad con la que la plaza fue entrando en una faena que tuvo muletazos buenos desde su inicio, por mucho que fuese en el primer toro.

Y me sorprendió también, a la par que me disgustó, ver como algún sector despedía al torero con pitos al final del festejo, cuando se había visto perfectamente que su segundo no le había dejado dar un pase. Pero en fin, eso es lo de menos a estas alturas.

No obstante, me quedo con la contrariedad de no haberle podido ver rematar una buena tarde, de lo que sin duda llevaba camino. Una tarde en la que, en mi opinión, era importante dar una buena dimensión, por el lugar y por las circunstancias que habían rodeado la composición de los carteles, argumento al que alguno seguramente se agarró para verter sus protestas al final de la corrida. Por eso seguramente me dio más rabia ver como Juan se estrellaba con el marmolillo segundo de su lote, sin poder hacer nada por remediar la situación.

Y me quedo, por encima de todo eso, con los sensacionales muletazos a su primero, pues fueron justo eso, muletazos largos, templados y con gusto, algo que dista mucho de ser simples "detalles", aunque algunos, al despedir a los toreros, parecían haberlo olvidado.

Foto: Burladero.com

jueves, 1 de mayo de 2008

LLEGA MAYO...


Juega la luz a vestirse de mayo,
y los sueños se aparecen
contanto el tiempo despacio.

Tiempo de flor, tiempo de patio,
tiempo de aroma y de fe,
de paseo y de caballo.

Tiempo de arte también,
de albero, de toro bravo.
De imaginar naturales,
de soñar la puerta grande,
de salirse toreando
de la plaza cada tarde.

TIEMPO DE...

JEREZ...

GRANADA...

... Y CÓRDOBA